La enfermedad del lado izquierdo

La enfermedad del lado izquierdo
El destino no está escrito, ¿o sí? ---------- http://laenfermedaddelladoizquierdo.blogspot.com/

También estoy aquí...

También estoy aquí...
MI BLOG PERSONAL

jueves, 30 de abril de 2009

Revelaciones y magias, de Miguel Ángel Zapata


Revelaciones y magias
Miguel Ángel Zapata

Ediciones Traspiés, 2009
PÁSAME EL ESCALPELO
por Esteban Gutiérrez Gómez

En el género narrativo breve, a la búsqueda extrema de la concisión y el minimalismo fundamental, el microrrelato se muestra como el más difícil todavía.

No son muchos los autores que se ciñen casi exclusivamente a este arte, explorando todas sus posibilidades creativas. Miguel Ángel Zapata es uno de ellos. En su anterior libro, Baúl de prodigios, nos demostró lo aparentemente fácil que es evadirse y hacer llegar al lector a mundos oníricos en pocas líneas. Aparentemente, claro, porque este arte mínimo, requiere la utilización de una innumerable lista de técnicas de escritura específicas, amén de la elección de tonos narrativos adecuados y puntos de vista únicos en cada una de las propuestas.

Aquel Baúl de prodigios reunía alrededor de 150 microrrelatos, divididos en 5 libros-partes, pero que mostraban un amplio abanico de lo que puede entenderse por microcuento. En todos, como hasta ahora ha sido tradición, Miguel Ángel Zapata (en lo sucesivo, MAZ, Señor de los Micros) utilizaba el título como parte de cada una de esas propuestas narrativas; parte importante, definitiva. Pero eso era antes, porque uno de los elementos que sorprenderán al lector al abrir Revelaciones y magias, es que eso ya no es importante.

Este es un ejemplo de la constante experimentación y evolución que hace MAZ de su prosa. Buscador infatigable de los límites, divide su nuevo libro en dos partes completamente diferentes: Magias y Revelaciones.

Magias contiene su propuesta más novedosa de microrrelatos. Con las dos o tres narraciones primeras, ya tiene al lector asombrado por aquel mundo onírico y surrealista en el que situaciones disparatadas y personajes increíbles, se hacen realidad. Pasan por los ojos del lector, a título de ejemplo: muñecas que envejecen, fantasmas que se encuentran con sus fantasmas, hombres diminutos, ciudades habitadas sólo por médicos, un pequeño trozo de nada en medio del salón.
La imaginación de MAZ para dar la vuelta a la realidad de las cosas, es portentosa, inagotable. Pero eso no sería suficiente si no añadiese a muchas de las breves historias una gota de ironía, un bis de cachondeo, una mueca de sonrisa.
Esa mirada diferente de la realidad, continuadora de aquel Baúl de hace dos años, es el tema común de sus narraciones breves.
Pero todo sería nada si el punto de vista elegido fuese otro u otro fuese el tono narrativo. Todo quedaría olvidado si no colocase la lupa en su ojo izquierdo y con las pinzas (léase técnicas literarias, sapiencia) diese vida al reloj.
Y ya lo anticipaba. Un paso más allá, casi definitivo, desafiante. MAZ no titula ni uno sólo de estos micros. Pierde el referente, renuncia al bombazo de la relectura por el lector (normalmente cuando uno acaba de leer un micro que no ha llegado a explotar en la mente, casi por instinto vuelve a leer el título y, en muchas ocasiones, el título activa la mecha que inmediatamente conduce a la explosión). Pues MAZ no quiere segundas oportunidades. Su apuesta, quizá penúltima (nunca se debe decir nunca jamás), es lúdica y extremada, original y satisfactoria.
Para terminar el análisis de esta primera parte del libro, recomiendo leer y marcar aquellos micros que en la lectura nos hayan producido alguna sensación. No serán todos, claro. Pasados unos días (el libro un tiempo en la nevera) volver a releerlos y volver a marcar los micros que nos digan algo. Verán que sorpresa.
Revelaciones es, en palabras del autor, “una micronovela”. Una micronovela, entiendo yo después de su lectura, es un conjunto de microrrelatos ofrecidos al lector a modo de fichas de un puzzle, para que componga la historia que se cuenta.
¿Y qué se cuenta? Él y Ella. Principalmente Ella, Priscilla, y Él. Dos almas en pena, a la deriva, en una relación de pareja que se hunde. Ese es el tema, pero lo importante, lo sorprendente, la demiurgia de estos textos, es el modo en el que MAZ nos cuenta la trama, la estructura que la soporta.
Ignoro de cuál de los demonios que habitan a MAZ ha surgido esta concepción, pero habrá que tenerle presente en el futuro; porque el futuro, supongo, no acaba aquí.

Por último, no perderse la introducción y el juego con Houdini al inicio de cada parte del libro. Genial ironía la suya.

martes, 28 de abril de 2009

Más presentaciones de AOLdE

Sigue la gira de presentación de la revista que recorrerá muchos puntos de España. Parece que ha calado el espíritu de la misma y son numerosas las muestras de apoyo al proyecto. Y no sólo eso, todos los creadores (cuentistas, ilustradores, fotógrafos, diseñadores) a los que hemos solicitado una colaboración, no han dudado en ofrecernos sus mejores trabajos. Esta semana se presentará en Getafe (Madrid), en el Centro de Poesía José Hierro, cuyos alumnos de los diversos talleres de relato participaron masivamente enviando sus cuentos y micros; y en Punta Umbría (Huelva), presentación de gala en EDITA.




Si podéis pasaros por alguna de ellas, sería un placer conoceros.

viernes, 24 de abril de 2009

Entrevista a Carlos Salem


Yo también puedo escribir una jodida historia de amor
Carlos Salem
Ediciones Escalera

Es martes 14 de abril y son las 5 de la tarde. Acabamos de comer en Tijcal y no dejamos de hablar de literatura y vida. La foto de Cassius Clay nos observa al otro lado de la pared. De esa foto, hace meses, un escritor amigo (Leonardo Oyola) y él, contaron que podía escribirse una novela exclusivamente con la imagen de un fotógrafo calvito que aparece al fondo, de espaldas a esa fotografía que dio la vuelta al mundo. Cuatrocientas páginas hablando sólo de su frustración.
Así es Carlos Salem. Fabulador, fantástico creador, que de un charco de agua saca un transatlántico. Como les cuento.


Charlamos con él de su libro de relatos Yo también puedo escribir una jodida historia de amor.


Carlos, después de leer tus relatos, al lector le queda claro que para ti el cuento (quizá la literatura, en general) es un experimento lúdico. Cuéntame algo sobre esto. ¿Qué ha supuesto este libro de relatos para ti?

Es que básicamente para mí la literatura debe ser un transmisor de emociones, da igual qué emociones sean: tristeza, pena, miedo… La emoción es siempre previa a la reflexión. Si se produce lo contrario, una reflexión previa a la emoción, es un producto muerto, petrificado. Para mí la literatura es algo lúdico no sólo en el sentido de que sea algo divertido, porque lo que más miedo me da es la pretensión de trascendencia como narrador. Siempre digo que la solemnidad mata al arte o, por lo menos, evita que se le ponga dura. Gente como Cortázar, como Borges eran escritores que continuamente jugaban con el idioma, con el lenguaje, con la situación, con su sociedad. Es un ejercicio lúdico.
Yo en este libro de cuentos no construyo ningún gag, no intento acabar con un chiste que, por otro lado, siempre es el mismo. Yo creo que la vida es tan absurda, sobre todo lo relacionado con el amor, que el humor siempre debe estar presente en ella. Todo el mundo ha hecho el gilipollas por amor.
Este libro es el primero de relatos que publico tras tres novelas y varios libros de poesía. Entonces me encuentro con muchos relatos escritos que contienen varios registros porque cada historia tiene el suyo. Tú la puedes contar en muchas claves, pero esa historia, para ser buena, sólo puede contarse de una forma.
Para mí la literatura es ante todo exageración, pero exageración en el buen sentido de la palabra, porque pone en relieve determinados aspectos o sensaciones, para llamar la atención sobre ellos.



Hay mucho cachondeo e ironía en estos relatos. ¿Matas con tu escritura los diablos que llevas dentro? ¿Existe ese exorcismo del que hablaba Cortázar?

Yo me divierto escribiendo porque cuando no me divierta tres días seguidos viviendo, me suicido. Creo que todo en la vida es divertido, hasta cuando estás lleno de ira y de rabia, cuando tienes que explotar, eso también es divertido si lo miras desde los ojos del otro.
Matas muchas cosas al escribir. Escribo más sobre lo que no quiero ser que sobre lo que quiero ser, porqué todavía no sé lo que quiero ser. Y me tomo el pelo a mí mismo. De todas formas, salvo algunos cuentos de este libro, el resto son autobiográficos, de un modo u otro, aparte de exagerados, claro. Por ejemplo, cada una de las doce historias que conforman “Ligar en todos los sentidos” o me ha ocurrido a mí o le ha ocurrido a gente muy cercana a mí.
Pero no creo que mate a mis demonios, lo que hago es distraerlos para que se diviertan también ellos y dejen de tocar las pelotas.


Utilizas diferentes formas narrativas en los cuentos, además de las tradicionales, como la carta, el correo electrónico, el monólogo... ¿Qué buscas con ello?

Yo tengo tres o cuatro registros a la hora de escribir cuentos. Uno lo llamo “clásico” que se enmarca en lo que tradicionalmente se entiende como cuento. Otro es lo que denomino “borisvianesco”, que es más delirante (los cuentos de Sotanovsky son un ejemplo). Otra es más “bukowskiana”, de lenguaje crudo pero cercano. Por último está la “bucólica” que aparece en este volumen de cuentos en “Ventanas” o “Eclipse”. De los cuatro registros podía haber editado un libro de cuentos, porque tenía mucho material escrito, pero me resistía a optar por uno de ellos. He publicado muchos cuentos en revistas y periódicos y en seguida tienes el feedback del lector, pero un libro es otra cosa. Revisando la colección de relatos descubrí que aquellos que más me apetecía contar tenían un hilo conector: el amor. Se lo propuse así a Ediciones Escalera, les pareció bien, asumimos el riesgo y aquí está el libro.




Un par de tus cuentos al menos (“El ladrón enamorado” y “Cabeza hueca”), se sale un poco de la norma del final cerrado o del final abierto para proponer al lector un doble final. ¿Por qué?

Es una marca de la casa. En las novelas, en casi todas mis novelas, siempre ofrezco un doble final al lector. No un final alternativo, sino un final y después el otro, porque nunca hay un final definitivo, como en el cine. Nunca nada acaba del todo. Yo escribo mucho sobre dobles oportunidades.


Tienes una voz narrativa peculiar, ya no sólo en los cuentos. Dime qué maestros te llevaron a conseguirla con su lectura, además de escribir y escribir todos los días.

La verdad es que me han influido los mismos autores que recomiendo leer cuando doy talleres de narrativa: Benedetti, Cortázar, alguno de Borges, Osvaldo Soriano, Boris Vian, Raydmond Chandler, Daniel Pennac, Conrad, Maupassant, London… Hay que leer de todo, llenar la caja negra y luego olvidarte de ello. Los escritores somos como los músicos, aprendemos a escribir tocando canciones de otros, pero luego componemos nuestras propias canciones: estamos destinados a leer mucho de otros y luego olvidarnos de la palabra exacta para formar nuestra propia voz sólo con la música.


Hablando de cuentos, ¿Qué estás leyendo ahora y cuales son tus próximos proyectos?

Estoy con “El desvío” de Marcelo Luján. Ahora, lo confieso, he aprendido que leer un libro de cuentos es leer un cuento al día, paladearlo para disfrutarlo al completo y no atracarte de narrativa.
Como proyectos inmediatos acaba de salir mi tercera novela en Salto de Página, Sigo siendo el rey, y estoy preparando un nuevo libro de cuentos para final de año. También se estrenará una obra de teatro en Barcelona antes de final de año que se llama El torturador arrepentido. También es probable que publique otro poemario, aunque no tengo prisas.

(fragmneto de entrevista que se publicará en el número 1 de Al Otro Lado del Espejo)

jueves, 23 de abril de 2009

"Pompas de jabón", fragmento de un cuento de Cris Monteoliva

La Revista digital La biblioteca imaginaria ha declarado fiesta toda la semana y renueva su contenido diariamente. Hoy, día del libro, publica una serie de relatos inéditos cedidos por diversos autores (yo uno de ellos). Os recomiendo su lectura.


Pero claro, Cris Monteoliva nos ha correspondido con un relato (un cuento, mejor dicho) del que más bajo podéis leer un fragmento.

Aprovechad que hoy los libros están un 10% más baratos.

Buen provecho.





POMPAS DE JABÓN
Recuerdo que me di a mí mismo el razonable plazo de tres días: si para el mediodía del jueves nadie lo había borrado por error, mi ordenador no desaparecía por arte de magia
o la chica volvía a escribirme para retractarse, tomaría cartas en el asunto. Por aquel entonces yo llevaba en la revista unos cinco años. Puesto que nunca había sido un lumbreras, en cuanto acabé la carrera mi padre se encargó de buscarme un empleo en una modesta publicación de nuestro Valladolid natal, dirigida por un buen amigo de la familia. Durante los primeros tres años todo fue idílico: la oficina me cogía casi al lado de casa, y como todo el mundo sabía que yo era el enchufado, no se me exigía demasiado. Cierto es que a veces me aburría; pero, por lo general, yo era feliz sin dar palo al agua y cobrando por ello. Así fue hasta que al jefazo le dio un infarto y tuvo que jubilarse. El nuevo capo, Manuel Gutiérrez, pronto me dejaría claro que yo era un estorbo en su revista. El despedirme, sin embargo, no entraba en sus planes, ya que soltar la indemnización le dolería más que si el dinero saliera de su propio bolsillo. Decidió, por tanto, pasar de mí y tratarme como si fuera un florero o un cuadro colgado en la pared. Curiosamente, cuanto más me ignoraba el Gutiérrez, más ganas tenía yo de trabajar. Tras demostrar que sabía escribir sin casi tener que utilizar el corrector ortográfico, y después de meses de insistencia, por fin tuve mi propia sección: CARTAS DE LOS LECTORES. No es que fuera gran cosa, pero tampoco estaba tan mal. Llegó la hora señalada de aquel jueves de octubre, y como el mail seguía intacto en mi bandeja de correo, no me quedó otra que imprimirlo y dirigirme al despacho del jefe.
­Así que una de tus lectoras te ha escrito para que vayas a Granada a hacer un reportaje. ¿Y quién se ha creído que eres? ¿Iker Jiménez? – dijo conteniendo una risita.
­Había pensado que, como tengo unos días libres y pensaba pasarlos en Granada, en la casa de mi hermana, pues...
­¡Ah, sí! Tu hermana, la rarita – me interrumpió Gutiérrez con desdén.­Haz lo que te de la gana, Domingo; pero que sepas que tú corres con todos los gastos. Le di las gracias y salí de aquel despacho como alma que lleva el diablo. Al Gutiérrez le faltaría tiempo para reírse estruendosamente de mí a mis espaldas una vez me hube marchado. Quizá en otras circunstancias me hubiera importado; pero entonces sólo podía pensar en el momento en que cogiera el autobús en dirección a Granada. [...]

DOS X UNO



viernes, 24 de abril de 2009
Hora:
19:30
Lugar:
Café Libertad8
Calle:
Libertad nº 8
Ver mapa
Google
Descripción
El viernes próximo, que será 24 de abril, os invitamos a la presentación a dúo de los libros "Nunca llueve sobre el Sáhara" (relatos), de Pedro M. Martínez, y "La multitud silenciosa" (novela), de Francisco Ruiz, quienes charlarán entre ellos (y con aquel que lo desee) sobre lo que puedan dar de sí ambas obras.


Gracias por venir...

miércoles, 22 de abril de 2009

Presentación de la Revista "Al otro lado del espejo"

Tengo mucho que decir de lo de ayer, pero necesito que pase un poco más de tiempo para escribir de todo aquello. Un poco de distancia.
De momento me remito a la emotiva entrada que ha hecho el Señor Bonilla en el blog de la revista. Allí podéis ver algunas fotos cedidas por Marcus Versus.

Pinchad en la foto y apareceréis al otro lado del espejo.

Fiesta de la espuma en "tres rosas amarillas"

martes, 21 de abril de 2009

La noche de los libros en MADRID


Pincha sobre el cartel para obtener más información de todas las actividades.

El enlace oficial está "petado" cada dos por tres.

Mi sugerencia: Pásate por Tres rosas amarillas y disfruta del cachondeo de Poli G., Andrés Neuman y Clara Obligado. Hablando de cuento, por supuesto.

lunes, 20 de abril de 2009

Revista digital La Biblioteca imaginaria

En este número, LA BIBLIOTECA IMAGINARIA habla cuento. Destacar la entrevistá con mIGUEL áNGEL zAPATA y la reseña sobre su nueva propuesta narrativa Revelaciones y magias, que a mi me está volviendo loco (de alegría). También la reseña sobre el libro de Pligia cuya teoría sobre el cuento aparecerá en el próximo número de Al Otro Lado del Espejo.

Gracias a todos por haceros eco de la presentación de AOLdE es Madrid.


LA BIBLIOTECA IMAGINARIA
Novedades a fecha 20/4/2009
- José Cruz Cabrerizo entrevista a Miguel Ángel Zapata.
- Revelaciones y magias, de Miguel Ángel Zapata, reseña escrita por José Cruz Cabrerizo.
- Formas breves, de Ricardo Piglia, reseña escrita por Pedro Crenes Castro.
- PASTA AL DENTE, un cuento original de José Luís Muñoz
- ESTÁS AQUI y HISTORIA DE UN ÁRBOL QUEMADO, dos poemas originales de Juan Antonio Liébana
- Nueva entrega de noticias/promociónate
- Nuevos enlaces

Presentaciones de AlOtroLadodelEspejo







viernes, 17 de abril de 2009

Un microrrelato de Kafka


La verdad sobre Sancho Panza

Franz Kafka


Sancho Panza, que por lo demás nunca se jactó de ello, logró, con el correr de los años, mediante la composición de una cantidad de novelas de caballería y de bandoleros, en horas del atardecer y de la noche, apartar a tal punto de sí a su demonio, al que luego dio el nombre de don Quijote, que éste se lanzó irrefrenablemente a las más locas aventuras, las cuales empero, por falta de un objeto predeterminado, y que precisamente hubiese debido ser Sancho Panza, no hicieron daño a nadie. Sancho Panza, hombre libre, siguió impasible, quizás en razón de un cierto sentido de la responsabilidad, a don Quijote en sus andanzas, alcanzando con ello un grande y útil esparcimiento hasta su fin.

jueves, 16 de abril de 2009

Al Otro Lado del Espejo, presentación en Madrid


Será, como no puede ser de otra manera, en Tres rosas amarillas, la única librería dedicada en exclusiva al cuento.
SERÁ UNA FIESTA.
OS ESPERAMOS A TODOS, CUENTISTAS.



DESCARGA EL PDF DEL NÚMERO CERO (más rápido, pesa mucho menos)

martes, 14 de abril de 2009

Miguel A. Muñoz presenta su nuevo libro de relatos "Quédate donde estás"


Será en Tres rosas amarillas el miércoles 15 de abril a las 20 horas.

Miguel Ángel Muñoz publicó hace unos años El síndrome Chejov, un acerado libro de cuentos, y es el administrador de uno de los mejores y más exquisitos blogs dedicados a la narrativa breve.

lunes, 13 de abril de 2009

Revista Al Otro Lado del Espejo, número Cero


DESCARGA EL PDF DEL NÚMERO CERO

lunes, 6 de abril de 2009

Revista Narrativas, nº 13


Ya está en línea el número 13 de NARRATIVAS. Revista de Narrativa contemporánea en castellano.

La revista puede descargarse desde la siguiente dirección: http://www.revistanarrativas.com/


Este número consta de los siguientes contenidos:


-Ensayo

Las máscaras en “La región más transparente” de Carlos Fuentes, por María Pía Pasetti

Agendas narrativas: una lectura de la narrativa peruana última, por Carlos García Miranda

Dos lecturas foráneas de El Quijote. Jorge Luis Borges y Felisberto Hernández, por Mónica Salinas

El mundo de los sentidos en la obra “Café nostalgia” de Zoé Valdés, por Orlando Betancor

El mal del siglo, por Jorge Eliécer Pacheco Gualdrón


-Relatos

La dimensión perdida de los espejos, por Javier Quiñones

El club de los idealistas de los últimos días, por Gabriel Schutz

Microrrelatos, por Araceli Esteves

Casacas de cuero negro, por Carlos García Miranda

Un día cualquiera, por Roxana Popelka

El número cuatro, por Leopoldo de Trazegnies Granda

Tres relatos, por Mónica Sánchez Escuer

El dueño, por Porfirio Mamani Macedo

Cuentos eróticos, por Ligia Minaya

Cosas que decidir mientras se hace la cena, por Maite Núñez

Catalina de 9 años, por Carlo Reátegui Avilés

La vida encima, por César Alejandro Obregón Guzmán

La foto, por Francisco Ruiz

Juego de mesa, por Luis Emel Topogenario

Los cuentos del posadero de Bacharach, por Enrique García Díaz

La iglesia de Gabor, por José Antonio Lozano

En cuerpo y alma, por Laura López Alfranca

Por qué odiar a Raymond Chandler, por Esther Ranera

Solo era un gato, por Lea del Pozo

A la caza del tesoro, por Daniel Alejandro Gómez

Castañas pilongas, por José María Morales

El orfeón esmeralda, por Blanca del Cerro

El silencio, por Pepe Pereza

Licores de Santa Caterina, por Fran García Parra

Correspondencia nicaragüense, por Berenice Noir

Preciosa y perezoso, por Olivia Vicente Sánchez


-Narradores

Fernando Iwasaki


-Reseñas

“Cómo matar a un poeta” de Manuel Jurado López, por Pablo Lorente Muñoz

“15 maneras de decir amor” de María Frisa, por Luis Borrás

“La fiebre del atún” de Andrés Casanova, por María Helena Sofía

“Piedad” de Miguel Mena, por Luis Borrás

“Cuatro veces fuego” de Lara Moreno, por Miguel Sanfeliú

“Con la soga al cuello” de Flavia Company, por Pablo Lorente Muñoz


-Miradas

El gato y la simbología ambivalente, por Vanessa Alanís Fuentes Oliver

La vorágine oculta, por Jorge Eliécer Pacheco Gualdrón


-Novedades editoriales

La biblioteca imaginaria


Antes de diseccionar este número, he de señalar la magnífica reseña hecha por Cris Monteoliva sobre el libro de Murakami, La caza del carnero salvaje, de la semana pasada. Justo es decirlo.



Y aquí están las propuestas de esta semana:



LA BIBLIOTECA IMAGINARIA
Novedades a fecha 6/4/2009

- Conversación en diferido con JOSÉ LUÍS MUÑOZ
- El corazón de Yacaré, de José Luís Muñoz, reseña escrita por Cristina Monteoliva.
- Media docena de robos y un par de mentiras, de Mercedes Abad, reseña escrita por Rubén García Cebollero.
- Opowiadania. Antología del nuevo cuento polaco, de Varios Autores, reseña escrita por José Cruz Cabrerizo.
- Trauma, de Patrick McGrath, reseña escrita por Cristina Monteoliva.
- Una nueva entrega de NOTICIAS/PROMOCIÓNATE.
- Nuevos enlaces.

sábado, 4 de abril de 2009

Al Otro Lado del Espejo, Número Cero



Un sueño hecho realidad. Una revista literaria, alternativa e independiente, dedicada exclusivamete al género narrativo breve. Pinchad sobre la portada y podréis descargáosla o bien leerla on-line, si bien en un espacio corto de tiempo estará impresa. Hay diferentes presentaciones cerradas a las cuales desde aquí os invitamos a que nos acompañéis. Os mantendremos informados.
AOLdE


Número Cero: Contenidos

PORTADA:Dani Orviz

EDITORIAL:Manifiesto por el Cuento

TEORIA DEL CUENTO:El cuento según Cortázar

MAESTROS:Edgar A. Poe "La Máscara de la Muerte Roja"Ilustrado por Fernando Falcone

ESTE TIPO ES UN CUENTISTA: Jon Bilbao (entrevisa y reseña)RELATO "Ratas"
TEXTOS
"EL JUEGO" por Vicente Muñoz Álvarez

"NO ME OYES MORIR" por Esther Rodríguez

"EL OTRO" por Luis Morales

"VENTANAS" por Carlos Salem

"BANKOG" por Patxi Irurzum

"LA MANZANA” por Pepe Pereza / Ilustrado por Aída García Corrales

"MIRADAS" por MªJesús Silva / Ilustrado por Marcus Versus

"EL GRITO" por Pablo Matilla / Ilustrado por Bárbara Butragueño

"TANGOS" por Andrés Portillo / Ilustrado por ilkhi Carranza

"FAMME FATALE" por Mario Crespo / Ilustrado por Luís Morales

"FILOSOFÍA" por Txe Peligro / Ilustrado por Lidia Litrán

"PRISA" por Vicente Luis Mora

"SUICIDA" por Fco.Cenamor

"JAU" por Susana Obrero

"TELEPATÍA" por Luisa Fernández / Ilustrado por Dabiz del Reino

"CENA PARA DOS" por Oscar Sipán / Ilustrado por José Naveiras

RESEÑAS


viernes, 3 de abril de 2009

SUBMÁQUINA, de Esther García Llovet


SUBMÁQUINA
Esther García Llovet
Ed. Salto de Página

Fernando Royuela dice en la introducción a este proyecto literario: “Cualquier experimento narrativo debe ser de entrada celebrado...”. Yo opino lo mismo que él.
Es mucho el riesgo que corre Esther García Llovet y es de alabar la apuesta que Salto de Página realiza al editar SUBMÁQUINA.
Nos encontramos con un conjunto de relatos que muestra a frazadas la vida de la protagonista central de la obra, Tiffani Figueroa. La lectura de los relatos nos ofrece distintos aspectos de su vida: los traumas que marcaron su infancia, su adolescencia, la forja de su carácter extremo y libertario, los despojos de sus familias, el gusto por la vida al filo, su trabajo como detective, el porqué de su ausencia, de su permanente búsqueda. A frazadas, sin llegar a completar el puzzle, pero ofreciendo los suficientes datos como para hacer de los relatos un todo que haga al lector tener una comprensión cenital de la obra. Esa visión del todo le llevará al convencimiento de estar en tierra de nadie: esas breves narraciones podrían conformar una novela, un nuevo modelo de novela.
El juego literario está presente en todos los aspectos de SUBMÁQUINA. Es pues una obra que busca la complicidad del lector, su implicación en ella de modo activo. Eso me gusta.
De entrada la estructura es novedosa, fragmentaria y actual, en la que se detectan influencias cinematográficas de películas como “21 gramos” o la oscarizada “Crash”. Es un caso inverso a lo tradicional: suele ser el cine el que se nutre de la literatura a la hora de estructurar una obra, y no al revés.
Hay entre los relatos una serie de hilos de seda invisibles, aparentados, que unen unas historias con otras; apenas un apunte, un dato, que explica actuaciones en los otros relatos, comportamientos futuros.
Otra característica de los mismos es la búsqueda de la situación límite, del territorio-frontera, no sólo físico, también síquico. El gusto por el vértigo, por vivir en el filo de la navaja.
Ese lector cómplice debe desentrañar los símbolos presentes en las narraciones, debe anotar mentalmente voces de niños al otro lado del teléfono, sonidos de disparos en la noche, imágenes descritas con acierto, hechas para perdurar en la mente del lector, para conducirlo hasta el final del laberinto.
Esa misma busqueda del límite la podemos encontrar en el estilo de su escritura. El gusto por trasgredir (esas sucesiones y enumeraciones sin cambio de sentido con la puntuación) que hace también algo más complicada la lectura.
Estamos, pues, ante una obra arriesgada, que experimenta con el argumento (no todo se dice, ni siquiera se muestra), con la estructura (un puzzle al que, precisamente por lo anterior, le faltan piezas) y con el estilo narrativo. Quizás demasiados riesgos pueden pensar ustedes, y quizás tengan razón, pero yo veo en SUBMÁQUINA un traje único, un modelo de pasarela extremo, imponible, que nadie llevaría por la calle, pero que, a la larga, marca una tendencia.
No debemos saberlo todo de las personas, de hecho, no lo sabemos, ¿por qué habríamos de saberlo de un personaje? El estilo es a veces exquisito y a veces repetitivo, pero lo que es indudable es que es el estilo narrativo que ella ha querido otorgarle a su obra. Quizás, sí, quizás la estructura esté bien apuntalada, ese bocadillo con un sabroso relato central, pero el declive a partir de él, por la menor fortaleza de los relatos finales va aguando el licor en nuestra boca dejando un poso último de promesa sin cumplir.
Ese es el único pero. Todo lo demás son felicitaciones porque Esther ha sido valiente y ya lo dijo William Faulkner: “El mérito de una obra se mide por los riesgos de fracaso que el autor afronta, entre lo efímero de su esfuerzo y la intención de ser perdurable."
Sólo una apostilla a estas palabras de Faulkner: no creo que el esfuerzo haya sido efímero.

© Esteban Gutiérrez Gómez, 2009

jueves, 2 de abril de 2009

Javier Sáez de Ibarra



Primero, enhorabuena. Nos alegramos mucho de que Javier sea el ganador del I Premio Internacional de Narrativa Breve Ribera del Duero con el libro de relatos Mirar al agua. Cuentos plásticos.




No me perderé la lectura de este volumen de cuentos cuando se edite.




Recupero unas declaraciones, con las que coincido plenamente, sobre el cuento del artículo de JAVIER RODRÍGUEZ MARCOS publicado en El País.




Un género menospreciado
"El cuento es un género poco estimado por los editores, poco frecuentado por los lectores y mal comprendido por los críticos: todavía hay quien le reprocha a un relato que no tenga efecto sorpresa. Las innovaciones no son bien recibidas".



La anomalía española
"Al contrario que en Estados Unidos o en Latinoamérica, en España el cuento ha sufrido, en el imaginario del lector, el encasillamiento en el realismo, en el costumbrismo. Y eso que hubo grandísimos autores realistas en los años 40 y 50 como Ignacio Aldecoa, Jesús Fernández Santos o, más joven, Medardo Fraile. Habría que recuperar para el género el espacio que tuvo a finales del siglo XIX, cuando se publicaban cuentos en los periódicos."




Leer el artículo completo aquí

Presentación de "Malas influencias", de Sergio del Molino


El próximo viernes 3 de abril, a las 20:00 horas, Tropo Editores y la Librería tres rosas amarillas te invitan a la presentación del libro "Malas influencias" de Sergio del Molino, con la presencia del autor y del editor Óscar Sipán.


Librería tres rosas amarillas
San Vicente Ferrer 34
915 228 108
http://www.tresrosasamarillas.com/




Un psiquiatra cirrótico que no cree en las pastillas, la hermana de un terrorista esquizofrénico, la poeta Sylvia Plath planificando su propia muerte, la extraña cicatriz en la espalda de un anciano que luchó en la guerra, una vieja gloria de las letras encerrada en un piso con una pierna gangrenada, un desahuciado que se niega a salir de la cama, una diva aficionada a la masturbación, un ejecutivo incapaz de controlar la ira y un tal Federico Jogenzoler empeñado en cumplir la promesa de asesinato que le hizo hace treinta años a su amigo Gregorio.Son algunos de los protagonistas de Malas influencias, un libro donde Sergio del Molino presenta a unos finales de raza que aspiran a morir matando o a matar muriendo; seres inadaptados que se arrancan de la piel las palabras que forjan sus historias.Un libro de intimidades y frustraciones en el que aletean sombras muy diluidas del realismo sucio americano.


Puedes leer uno de los relatos del libro,¿PUEDO IR AL SERVICIO?, pinchando aquí