La enfermedad del lado izquierdo

La enfermedad del lado izquierdo
El destino no está escrito, ¿o sí? ---------- http://laenfermedaddelladoizquierdo.blogspot.com/

También estoy aquí...

También estoy aquí...
MI BLOG PERSONAL

martes, 25 de agosto de 2009

Reseñas sobre El Colibrí blanco

...o , como dice mi hermano David González: autobombo.



El Colibrí Blanco
por Miguel Ángel Zapata


para la Revista Spejismos y para Comentariosdelibros.com

No pocas concepciones nacionales e ideologías patrias se elevan sobre el monolito de una trágica fecha. Y no poca literatura bebe de tales cronologías a la búsqueda de una identidad colectiva que dé su esencia a tal o cual pueblo. El 17 de julio de 1936 comienza el siglo XX para la España aún finisecular, aún agraria, aún imbuida de la tradición que confrontaba un liberalismo ingenuo con el azote de los tradicionalistas, dicotomía que los alzados contra el orden constitucional republicano dinamitaron definitivamente en ese verano trágico del 39. Los intentos recientes de nuestra literatura (pienso en la obra del joven Isaac Rosa o en la espléndida Los girasoles ciegos de Alberto Méndez) han pretendido un revisionismo narrativo que aparcara las visiones maniqueas o sentimentales del conflicto armado y la posguerra maqui o nacionalcatólica.





En esta línea renovadora y profundamente novedosa abría que incluir la segunda obra del escritor madrileño Esteban Gutiérrez, El colibrí blanco, novela breve finalista del prestigioso certamen Felipe Trigo en su edición de 2009. Armada mediante una compleja y sutilísima arquitectura coral, El colibrí blanco revela la extraordinaria capacidad de Gutiérrez para el arriesgado equilibrio entre la elipsis y la revelación. Trabando magistralmente diferentes instancias temporales (la España rural durante el conflicto bélico, el penoso exilio y el goteo de los retornos en los albores de la democracia), el autor traza un escenario de espectros que recuerda a los osarios de Rulfo y Luis Mateo Díez. Sin embargo, y a diferencia de éstos, Esteban Gutiérrez huye de la concepción fantástica para penetrar en un singular sustrato realista (igualmente alejado del costumbrismo al uso) que se recrea en la existencia condenada de los personajes, vivos pero fatalmente zarandeados por el destino, fantasmales en su azaroso caminar.





Seguir leyendo aquí y aquí








Reseña de Raúl Rubio Millares para la Revista digital La biblioteca imaginaria

En su labor como crítico literario, Leopoldo Alas “Clarín”, al analizar los personajes de la novela, distingue entre personajes «tipo» y personajes «carácter». Los primeros representan una idea, no evolucionan ni cambian, y los segundos son los que están en continuo proceso de transformación, no son marionetas, sino que poseen vida propia dentro de la novela. Obviamente, son estos los que le interesa estudiar. Sin duda, Antonio Menéndez Seoane, personaje principal de «El colibrí blanco», habría sido encuadrado por Clarín en esta segunda clase de personajes.



Escribe Miguel Ángel Zapata en la contraportada del libro que Seoane es “quizá, uno de los personajes más arrebatadores y de trazo más escalofriante que he tenido la suerte de poder disfrutar en mucho tiempo”. Y es cierto, porque Seoane rebosa humanidad en cada línea que ocupa en el texto, humanidad en sentido pleno, con toda su complejidad, algo que el lector va descubriendo a medida que la narración avanza.



Porque «El colibrí blanco» cuenta la historia de Seoane, pero a la vez, es una fotografía de un tiempo difícil para muchos, huyendo de maniqueísmos, pues en la vida real de las personas anónimas, no están tan claros los límites entre el blanco y el negro, siendo el gris de la duda el que lo impregna todo. Del heroísmo a la atrocidad sólo hay un paso.





Seguir leyendo aquí.











Reseña de Andrés Ramón Pérez Blanco para el blog EL KEBRANTAVERSOS

En primer lugar agradecer al autor de este libro el que me lo enviase y lo pudiese disfrutar por la cara. MUCHÍSIMAS GRACIAS ESTEBAN(BACOVICIOUS). Este libro fue Finalista del Premio Felipe Trigo de Narración Corta 2008. Y con todo merecimiento. Una historia breve, pero con mucha historia y , muy larga, y muy dura, detrás. Dominio perfecto de la técnica. Capítulos breves, impactantes. Esta historia podía haber sido perfectamente real. ( Estoy seguro que han habido en este país muchos ANTONIOS MENÉNDEZ SEOANE, muchos "CARNICEROS" en apariencia, pero ángeles para sus hermanos, para sus compañeros y vecinos. Es un libro editado en EH NARRATIVA. Es un libro que te atrapa y que no puedes dejar de leer hasta el final.





Seguir leyendo aquí








Entrevista y reseña de Sandra Rubio para la Revista blog El cuartito de pensar

Este es un fragmento de “El colibrí blanco”, el segundo libro del escritor Esteban Gutiérrez, finalista del premio Felipe Trigo de Narración Corta 2008 y primera apuesta de EH en su recientemente inaugurada colección de narrativa. No habría podido, la editorial, tener mejor acierto. Que el autor ama a las letras y las letras le aman, es un hecho irrebatible.





Si buscáis el placer consumista de etiquetar, y tenéis esa necesidad imperiosa y os digo desde ya, absurda, de clasificarlo todo y meterlo en un bote y mirarlo, lo vais a tener difícil con Esteban. Lo bueno es genuino y no se parece a nada, y “El colibrí blanco” carece de etiquetas, no podemos afirmar que se trate de una novela, ni de un cuento largo, sino que como él mismo confiesa, se trata de una mixtura donde el lector, debe terminar de hornear la masa en su cabeza.





Así, se suceden saltos de tiempo, se inmiscuye como otro personaje más de la historia el género epistolar, encontramos informes policiales y muchas más sorpresas, que conforman un gran rompecabezas ciertamente exquisito.





Seguir leyendo aquí





Gracias a todos.
La palabra en el oído es lo que alienta el vuelo del colibrí.

5 comentarios:

David González, poeta dijo...

Me alegra en el alma que ya estés de vuelta, hermano, y con tan buena reseñas sobre el colibrí... Oye, tenemos que ir pensando en alguna movie para hacer en Fuenlabrada... El otro días estuve con el chaval de Aranda de Duero, Pascual, y nos acordamos del sabor de las costillas aquellas y de los gitanos tocando a los Chichos... Una velada inolvidable...
Pues eso, bienvenido de nuevo, hermano.

BACO dijo...

¡Ese David!
Sí, tenemos que hacer un recital lo antes posible. Necesitamos el directo como los músicos de rock. De vuelta a la carretera.
Un fuerte abrazo, hermano

KEBRAN dijo...

y ahí saliendo yo con mi jerol, jjajajja
Baco pásate por aquí.
http://lafanzine.blogspot.com/

han publicado un realto breve mio, deja tu opinión a ver que te parece

Kebrab

Loc@ dijo...

Pasaba yo para decirte que...

agosto 30, 2009. Quemado... (+ BACO)
(Publicado por BACO el martes 30 de junio de 2009 en su blog El Laberinto de Noé , del escritor Esteban Gutiérrez Gómez

... eso, que hoy estás en mi "blog" y, tras leer tantos elogios, me estoy viendo leyendo El Colibrí Blanco.
(al 1º le he visto dos erratas sobre la marcha:
abría... debe ser habría
2009... debe ser 2008)
Quizá me pasé de lista? quizá, quizá.
Besos. PAQUITA

BACO dijo...

No, Paquita, seguro que no te pasaste de lista: podría escribir un libro sobre las erratas. Pero ese "abría" se me ha pasado y es muy, pero muy grave.
Por cierto, buenas peteadas te has dado. Nos une también eso: la senda.
Un saludo.