La enfermedad del lado izquierdo

La enfermedad del lado izquierdo
El destino no está escrito, ¿o sí? ---------- http://laenfermedaddelladoizquierdo.blogspot.com/

También estoy aquí...

También estoy aquí...
MI BLOG PERSONAL

jueves, 12 de noviembre de 2009

Presentación de "El colibrí blanco" en Fuenlabrada


El escritor fuenlabreño Esteban Gutiérrez Gómez, presentará su segunda novela El colibrí blanco el martes 17 de noviembre a las 19:00 horas en el Auditorio de la Escuela de Música Dionisio Aguado ubicado en el Centro Cultural Tomas y Valiente (c/Leganés, 51).

Después de su primer proyecto literario, El laberinto de Noé, publicado en 2008 y que ofrecía un juego a los lectores, una tentativa para abandonar la realidad por unos instantes, para dejarse llevar al mundo de la ficción, El colibrí blanco pretende mostrar el asombroso silencio tejido para olvidar la verdad de nuestra reciente historia.

La crítica ha dicho:

"Abandona uno noqueado, felizmente aturdido las páginas de El colibrí blanco, la nueva novela de Esteban Gutiérrez, sacudido por una narrativa magistral que desbroza, a camino entre una prosa de trinchera y la iluminación lírica, nuestro episodio histórico más trágico, aportando una visión personal y caleidoscópica de los espectros emocionales en que se convirtieron los represaliados, de los caminos inusitados y justos que la redención tendría que encontrar para algunos de ellos en alianza con el tiempo. Antonio Menéndez Seoane, "el Carnicero" es, quizá, uno de los personajes más arrebatadores y de trazo más escalofriante que he tenido la suerte de poder disfrutar en mucho tiempo". Miguel Ángel Zapata

Una novela corta o un cuento largo que ofrece una tarde exquisita donde a ratos recordamos a Delibes y a veces por la investigación en la historia, a Cercas, y a veces simplemente nos dejamos llevar por la gula de los sentidos. Miguel Ángel Martín

Lírica, entrañable, magnética y más que recomendable. Vicente Muñoz Álvarez

Destacar, las potentes imágenes que evocan sus palabras, la delicadeza poética de sus descripciones, y la acertada libertad creativa que lo guía. “El colibrí blanco” te arrastra desde el principio para sumergirte en su tinta sin remedio. Sandra Rubio

1 comentario:

luisa dijo...

Nos vemos allí.

Un beso.