La enfermedad del lado izquierdo

La enfermedad del lado izquierdo
El destino no está escrito, ¿o sí? ---------- http://laenfermedaddelladoizquierdo.blogspot.com/

También estoy aquí...

También estoy aquí...
MI BLOG PERSONAL

lunes, 24 de noviembre de 2008

El espíritu del Buko

La literatura comienza a satisfacer en la lectura. Leemos porque nos gusta leer. Tendemos a leer lo que nos place, lo que sintoniza con algún mecanismo interno que se halla en nuestra alma. Si no nos place, solemos dejar el libro al que se le otorgó una oportunidad, para mejor ocasión. Ya sé, ya sé que hay excepciones, Aznar sin ir más lejos, pero peor para él.


Cuando damos un paso adelante y nos ponemos frente al folio, el cuaderno o la pantalla del ordenador con la intención de pasar al otro lado, se obtiene una nueva satisfacción. Habremos escrito mal o bien, gustará o no gustará, pero hemos escrito algo que leer. Hemos creado, plasmado aquellas historias que invadían nuestra mente, con personajes a los que sacamos del anonimato y les damos vida. Nos gusta meterlos en problemas. No para que se fastidien, no; sino para dejar de estar fastidiados nosotros mismos. Las historias pueden ser de dos tipos: increíbles o increíbles. Luego, después del hechizo que sucede a la lectura, nos damos cuenta de que todas las buenas historias son iguales: increíbles.


Para mí, lector compulsivo y escritor por necesidad mental, la tercera satisfacción se produjo el viernes 21 de noviembre en el Bukowski Club, porque los amigos lectores (en palabras que suscribo de Lorenzo Silva, “un lector es un amigo”) estuvieron dispuestos a subir a un escenario y leer aquello que más les ha gustado de ese libro, mi libro, que reposaba muerto sobre el atril que las piernas de Jennifer sustentan, con la esperanza de revivir en cada uno de los actos, con el deseo interno de que unos ojos se fijen en él y él, recobre la vida. Otra vida, diferente en cada uno de los lectores, pero vida al fin y al cabo. Vida.
Escuchar esas historias que salieron de mi cabeza (o de mis entrañas) con otra voz diferente a cuando me escucho leer mentalmente, con entonaciones que hasta entonces no creía posibles, con la emotividad con la que se leyeron el viernes, me produjo una satisfacción mayor que las dos primeras. La pulsión ejercida por cada uno de los amigos que subieron al pequeño estrado del Buko, me hizo sentirme inmensamente feliz.


Gracias a todos: a los que estuvieron allí, a los que dieron publicidad a la fiesta, a los que no estuvieron pero me mostraron su apoyo.
A todos.
A él, a ese espíritu que genera tan buenas vibraciones en el Bukowski Club, tambien.














Por problemas con este blog, las fotos están colgadas en Bacovicious.

La noche de aquel día:
Una crónica de José Angel Barrueco: http://www.laopiniondezamora.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008112600_12_317227__Opinion-vuelta-Buko

Otra crónica de MAMartín:
http://cuco.getafe.es/?p=373

8 comentarios:

Cable Hogue dijo...

Qué bueno, me alegro mucho!

BACO dijo...

Ya te digo... no es broma. Existe.

Cris Monteoliva dijo...

Vuelvo a felicitarte por ese gran acto. Pero, ¿qué tal te fue en Granada?
Besos,

Cris

Jesús Ortega dijo...

Mis felicidades, también.

Bueno, yo no sé qué tal le fue a Esteban en Granada, pero puedo decir que tuve el placer de conocerlo personalmente, que me pareció un tipo estupendo y que pasamos un buen rato compartiendo ideas, sentimientos, sinceridades.

Un abrazo
Jesús

BACO dijo...

Cris, en Granada siempre bien. No hubo presentación espontánea, pero conocí al señor Ortega y hubiesemos charlado toda la noche de ese vicio común que es la Literatura.

Jesús, gracias por todo. Cuando vengas a Madrid no dejes de avisarme. Qué tertulia más buena.
Luego fuí al Eshavira y a los demás locales recomendados. Acabamos a las tantas (y no sentíamos el menor frío.

Cris Monteoliva dijo...

Me alegro mucho de que la noche diera para tanto en Granada.A ver si la próxima vez coincidimos, aunque yo ya voy tirando para abuela y me voy pronto a casa.

La cónica dijo...

No pude acudir, una pena. Pero me alegra tanto por ti... ¿Dónde puedo hacerme con el laberinto? Porque aún no lo he leído, y seguro que en alguna librería que no me quede muy lejos lo tienen, ¿no?

Un abrazo.

BACO dijo...

La cónica, no hace falta que lo compres si lo quieres leer. Está en todas las bibliotecas de Fuenlabrada. Si te gusta y quieres un ejemplar, seguro que hay en las librerías Atenas. En madrid en todos los sitios menos fnac.
A ver si nos vemos.