La enfermedad del lado izquierdo

La enfermedad del lado izquierdo
El destino no está escrito, ¿o sí? ---------- http://laenfermedaddelladoizquierdo.blogspot.com/

También estoy aquí...

También estoy aquí...
MI BLOG PERSONAL

lunes, 26 de octubre de 2009

La literatura en España (un artículo de José Ángel Barrueco)



No te lo pierdas. Pincha aquí y opina.

5 comentarios:

luisa dijo...

Cierto de principio a fin. A ver si se conciencian los periódicos y empiezan de una vez a publicar relatos y a pagar por ellos (valga también para los artículos). De cualquier modo, todo escritor novel sabe que si quiere darse a conocer tiene que “regalar” muchas horas de trabajo. Aquí por lo menos es así, y no debiera. Cada cuento es un montón de tiempo robado a los que queremos, a nuestras aficiones, a un montón de cosas que se van dejando atrás para alimentar a la que sentimos como nuestra verdadera vocación. Y a mí no me conoce ni el “tato”. Imagino que si se es ya un escritor conocido, eso debe ser la hostia, porque lleva muchos años en la brecha y sin el reconocimiento que debiera tener. A ver si a fuerza de contar al mundo las verdades, esto empieza a cambiar algo. Se hace necesario un cambio.

Juan Carlos Márquez dijo...

Yo antes publicaba relatos en mi blog con cierta asiduidad pero me estoy quitando (el último lo he colgado por una efemérides de andar por casa). Lo que cuesta un trabajo ha de costar un dinero, el que sea, basta ya de hacer el gilipollas, salvo casos excepcionales como los que glosa Barrueco. Los seguidores de los blogs y la compra de libros no van en absoluto de la mano. Yo conozco el caso de más de un escritor/a que sacó un libro con el título de su archivisitado blog y no vendió un colín, cuando en él todos aseguraban haberlo leído y comprado. Ahora se lleva mucho ser intelectual y hablar de nada por encima. Esa la parte más ridícula de las bitácoras.

pepe pereza dijo...

Sin ir más lejos ahí está el caso de David González...

Laura Nicastro dijo...

Creo que esta situación no se da sólo en España: también en Argentina nos ocurre. Hasta hace unos quince años, los suplementos culturales de algunos periódicos publicaban cuentos de autores no conocidos ... y ¡hasta les pagaban! ¡Edad dichosa y siglo dichoso! Laura

BACO dijo...

Panorama lamentable dominado por grupos editoriales mediáticos.
Cabe preguntarse qué pasará con la llegada de la literatura digital, si romperá los muros que nos aprisionan o (visto el tema musical) nos dejará en pelotas porque nosotros no hacemos giras y casi nadie nos paga para vernos recitar cuentos o poemas en directo.

El botón de muestra: Juan Carlos Márquez, cuentista, dos libros publicados, los dos finalistas del premio Setenil (el que se otorga al mejor libro de cuentos editado cada año en castellano): Ni una sola reseña en ningún medio de comunicación escrita sobre cualesquiera de los dos libros.
Penoso, pero ¿podemos ir a peor?

Quizás el camino emprendido por David Gonzalez sea el camino a seguir.